Centro América ¿podrían las renovables llegar a ser el siguiente electrodoméstico?

16 April, 2014 | By More

Por Hugo Bayó; Editado por Dra. Dora López, Ph.D.; 16 de Abril de 2014

Wind Mill_Scoville¿Cómo es posible que uno de los lugares más pobres y deprimidos del mundo como es Centro América – con infinidad de recursos pero muy atrasado en términos de desarrollo – y en urgente necesidad de electricidad – especialmente en zonas rurales, que están siendo abandonadas, para saturar las micro-megapolis – que cada vez son más insostenibles, por no decir, insufribles debido al hacinamiento, polución, ruido, precios, criminalidad, violencia… no pueda acceder a soluciones fotovoltaicas o eólicas a nivel residencial?

 

¿Cómo es posible que las familias no puedan comprar sistemas fotovoltaicos o pequeñas turbinas eólicas con alta producción conectadas a la red – cuando existe, evitando los problemas y costes de las baterías – o crear pequeñas redes inteligentes -optimizando la vida útil de las baterías y evitando muchos de sus problemas- acabando así con sus problemas energéticos?

 

La respuesta es cuestión puramente económica, la gente no puede pagar el costo de capital y si lo intentan, la amortización asciende a más de 10 años. Entonces, nos damos un golpecito en la espalda y pensamos que ya llegará el día, o que son cosas de ricos, o que sólo los grandes parques eólicos o plantas fotovoltaicas en manos de grandes compañías podrán hacer algo.

 

Resulta que en Centro América, 50 familias podrían instalar una eólica de 10 kV que genera 33.000 kVh al año con una velocidad del viento de sólo 6 m/s y que alcanza su nominal a 9,5 m/s y con eso cubrir el 100 por ciento de sus actuales necesidades energéticas por $30.000-35.000 USD (a la red) con beneficio para instaladores e intermediarios.

 

Es fácil reconocer que Centro América está llena de lugares que cumplen con las condiciones de viento que una máquina tal requiere. Y podemos ver que si dividimos esa cantidad entre las 50 familias, son 600 USD de inversión (siendo los actuales precios de la energía sobre $0,23 USD por vatio y los contratos de Net-Met de 15 a 20 años, es decir, tienen asegurado la inyección de energía a la red con devolución por ese plazo y la amortización de la inversión es bajísima.

 

Con la energía fotovoltaica es igual o mejor si cabe, ya que se puede instalar un sistema a la red por $2.3 USD por vatio cuando se trata de un sistema de 2 kV o superior, y sobre $2.5 USD por vatio por debajo de esa potencia. Nótese que esos precios incluyen todo, incluso un beneficio razonable para los intermediarios y para los instaladores.

 

Si tenemos en cuenta que la media de horas “pico” sobre las que hacemos los cálculos en la región, sería de 5 horas (hay lugares con 8-10 horas, pero otros muy nublados por debajo de 3 horas) un sistema de 1 kV generaría 5 kVh por $2,500 USD y uno de 2 kV unos 10 kVh por $2,300 USD. Incluso, podría ser inferior, si la gente se pone de acuerdo e instalan redes. En todo caso, ya estamos hablando de una amortización siempre inferior a 5 años, por un sistema que en muchas ocasiones es más económico que pantallas LED o un computador.

 

Si además, añadimos, que algunos de mente “iluminada” están financiando con créditos al consumo a bajo interés estas instalaciones, empezamos a quedar atónitos sobre las implicaciones de esta reflexión.

 

Además de ciertos retos en las políticas oficiales que limitan la creación de micro redes con acceso a la red pública (ya que el Net-Met supone un contador por familia) pero que ahora no supone la verdadera limitación y “problemas” con la gente que trabaja en las  aduanas, que pueden encarecer los precios, argumentando que “el camión se encontró demasiados semáforos, usted ya sabe”; la razón más importante es que: o por ignorancia o por cierta ansía de mayor margen, las empresas locales que venden e instalan los sistemas, venden demasiado caro. Ya sea porque hacen lo que pueden, saben o les dejan o porque simplemente, quieren hacerse ricos enfocándose en un mercado de ricos que compran caro porque no conocen los precios o simplemente, porque pagar caro es “prestigio” o “sello de calidad”.

 

Para los primeros, aquí estamos para ayudarles a encontrar los mejores y más económicos fabricantes, que les ayudarán con las importaciones. En la era de la información, la investigación por uno mismo es una obligación, o debería serlo. Pero algunos, cuando reducen los costes, siguen vendiendo al precio del mercado, y ese no es el fin.

 

Para los segundos, bueno, hace años un fabricante de computadoras revolucionó el mundo cuando consiguió que aquellas computadoras gigantes y ultra caras, entraran en todas nuestras casas y empezaran a ser un “electrodoméstico” esencial en la vida de todos nosotros; otro hizo lo propio con algo que hoy en día llamamos “internet” y así, miles de ejemplos… Es decir, el éxito de la transición en la que estamos envueltos: pasar de la altísima, costosa e ineficiente producción centralizada de energía (incluso cuando la producción es con energías “verdes”) que requiere transporte y mega inversiones; a una producción descentralizada, económica, en manos de los propios beneficiarios, sostenible, eficiente y suficiente; depende, en gran medida de que esta información llegue a todos y que los “embajadores” locales de estas soluciones, que no son otros que los vendedores e instaladores locales, hagan su parte.

 

Estos sistemas se crearon para las masas del mundo, y cuando más aumente el consumo de los mismos, serán más baratos, permitirán mayor inversión en I+D por parte de los fabricantes, que no son compañías gigantes precisamente, y todos nos beneficiaremos de ello y mucha gente seguirá haciéndose rica. Podemos ver que la mejora y el abaratamiento de los precios de los computadores, celulares, etc… Lejos de perjudicar a nadie, ha hecho que tengamos tecnologías inimaginables años atrás, que más gente tenga empleo, que más sean ricos y todos tengamos acceso a los mismos, incluso hasta en exceso.

Tags: , , , , ,

Category: Energía Eólica, Energía Solar, Renovables, Eficiencia Energética y Medio Ambiente

Comments are closed.