México: Huella de carbono al asistir a la Universidad

27 April, 2014 | By More

Por Dr. Rubén Dorantes Rodríguez, Profesor Titular del Depto. De Energía. Universidad Autónoma Metropolitana, México. Actualmente de año sabático en la Universidad Tecnológica de Pereira, Colombia. Editado por Dra. Dora López PhD

Durante el año de 2010 tuve el gusto de dirigir la tesis de licenciatura a una de nuestras más destacadas estudiantes de Ing. Ambiental, la Inga. Susana García González, de nacionalidad guatemalteca. El estudio propuesto estaba relacionado con el sector transporte, que es el que más energía primaria y secundaria consume en el planeta, y que además es el sector más ineficiente, energéticamente hablando, y en la actualidad uno de los causantes de un porcentaje importante de contaminantes a la atmósfera, principalmente de gases de efecto invernadero (GEI).

UAM_AAsí el trabajo realizado consistió en la cuantificación anual del consumo energético primario y de la emisión de GEI de este sector, relacionado con la transportación diaria, desde sus casas hasta la universidad, de toda la comunidad de la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Azcapotzalco (UAM-A) en la ciudad de México y compararlos con el consumo total y con todas la emisiones de GEI de toda la UAM-A requeridos para su operación (electricidad, gas LP, y combustibles). El objetivo final fue de comprobar que la hipótesis de que este sector transporte asociado a su comunidad, consume más energía primaria y libera más emisiones a la atmósfera que todas las actividades internas de la universidad.

El cálculo se llevó utilizando como herramienta el modelo International Vehicle Emission Software (IVE) desarrollado por la EPA y la información requerida fue obtenida de la aplicación de encuestas a una muestra aleatoria estratificada de la comunidad universitaria y de información obtenida de estudios nacionales relacionados.

Nuestra universidad, la UAM-A, está ubicada al norte de la ciudad de México en la delegación Azcapotzalco, fue creada en 1974 y en la actualidad su comunidad tiene una población de alrededor de 15,000 alumnos, con más de 1,000 profesores y del orden de 2,000 trabajadores técnicos, administrativos y de limpieza. Nuestro consumo mensual de electricidad es del orden de 490,000 kWh y un consumo promedio anual de combustibles de 66,000 litros de gasolina.

Los transportes utilizados por nuestra comunidad son diversos y combinados, dependiendo de su nivel socioeconómico, pero prevaleciendo el uso del automóvil, del microbús, del autobús, del metro y de otros transportes eléctricos.

Emision de CO2 por tipo de transporte

Como resultado de este estudio se comprobó que el transporte de alumnos y del personal, aun siendo una actividad secundaria en el funcionamiento operativo de la UAM-A, requiere mayor cantidad de energía primaria y emite una mayor cantidad de GEI que la suma de todas las actividades internas de la universidad.

La energía primaria total consumida para el transporte de toda la comunidad es 2 veces mayor que la consumida internamente por la universidad y en cuanto a emisiones de GEI, la cantidad de CO2 producido por este transporte es 6 veces mayor que la suma total de las emisiones directas e indirectas necesarias para toda la operación de la universidad.

A partir de los resultados obtenidos se pueden generar propuestas muy diversas y reflexiones importantes en la planeación futura de nuestra universidad, pero además de la planeación de nuevos campus universitarios, de su ubicación y de su modo de operación.

Por una parte, observando los importantes impactos energéticos y ambientales de transportar diariamente a toda una comunidad de 18,000 personas, se hace evidente pensar si no sería mejor hacer que una parte de estos estudiantes, y del personal administrativo, realizara parte de sus actividades desde su casa, utilizando diversos medios de comunicación a distancia para cumplir con sus objetivos, en lugar de tener una presencia física en la universidad. Además de impactar en menor medida el ambiente y de consumir menos recursos energéticos, también se mejoraría la calidad de vida de todo el personal, ya que asociado al transporte y a la movilidad de la comunidad está el tiempo de transportación, que mínimamente es de 60 minutos al día, pero que puede ser en casos un tanto extremos de hasta 7 horas al día (3.5 h por trayecto), para personal que vive en el sur de la ciudad, a distancias de más de 40 kilómetros de la universidad.

Evidentemente en ciudades gigantescas como la ciudad de México este hecho es muy preocupante e intenso, no así en ciudades pequeñas donde la transportación y la movilidad no son un problema.

Estos resultados nos permiten establecer que en el diseño futuro de nuevos campus universitarios en la ciudad de México o en sus alrededores, la consideración de la transportación de la comunidad universitaria debe estar presente como tema estratégico en el diseño de las nuevas unidades, pero aún más profundo, ya que este problema no es exclusivo solamente de las universidades o de todos los centros escolares, sino que es compartido por prácticamente todos los sectores que tienen actividades en la ciudad de México, a nivel gobierno, empresarial o simplemente social. Sin lugar a dudas un buen tema de reflexión para el diseño presente y futuro de nuevos desarrollos habitacionales e industriales o para el rediseño de la movilidad en las ciudades de todas dimensiones, donde la transportación no ha sido un tema de primer orden de importancia en la toma de decisiones.

REFERENCIAS

Susana García González, Estudio del impacto energético y ambiental por los medios de transporte utilizados por personal y alumnos de la UAM-A y de propuestas de mitigación de gases de efecto invernadero, Proyecto terminal de Ingeniería Ambiental. Universidad Autónoma Metropolitana, Azcapotzalco, marzo de 2010.

Tags: , , , ,

Category: Renovables, Eficiencia Energética y Medio Ambiente

Comments are closed.