Entendiendo el Concepto de Inversor a Red

8 August, 2014 | By More

Por Hugo Bayó; Editado por Dra. Dora López, PhD

Inversor a red, trifásico, Ginlong GCI 10 K

Inversor a red, trifásico, Ginlong GCI 10 K. Foto cortesía del Ing. Hugo Bayo, Director comercial de Ginlong.

Un inversor a red es un aparato que permite usar la energía generada por un panel fotovoltaico o una pequeña eólica, una pequeña hidro-turbina, etc. y usarla para encender los electrodomésticos o una bombilla.

Inversores a red, para lo que nos interesa aquí, tenemos:

–        Micro inversores: 1 inversor por panel

–        Inversores String: 1 inversor por grupo de paneles conectados entre sí (String).

–        Inversores centrales: 1 inversor por planta solar o gran instalación de cogeneración.

Además, en general pueden ser:

–        Fotovoltaicos: Convierten la corriente directa que generan los paneles en corriente alterna a una frecuencia (Hz) y tensión (V) aprovechables por el usuario.

–        Eólicos: La energía producida en el generador de una turbina eólica, hidráulica, etc. es normalmente corriente alterna y pasa por un controlador para llegar al inversor en corriente directa que la pasará luego a corriente alterna a una frecuencia (Hz) y tensión (V) aprovechables por el usuario, además de estabilizarla ya que el viento es muy fluctuante.

–        Híbridos: eólicos y fotovoltaicos al mismo tiempo, es decir, con una entrada corriente directa (CC1) para eólico y una entrada corriente directa (CC2) para fotovoltaico.

Obviamente, lo que aquí expuesto es muy básico y simple, pero suficiente para entender que “la gente” o el pequeño comerciante, usa casi siempre string inverters y estos serán Dual MPPT, al menos dos procesadores y dos strings, un procesador para cada string, ¿Por qué?

Primero, porque la mayoría de nosotros tenemos los paneles en el techo de la casa y si se rompe un inversor, o algo falla, no tendremos que subir al techo. Con el micro-inversor hay que subir al techo y con el string no, puede tenerlo en la cocina de su casa (si es bonito, y ya hay modelos en el mercado bonitos) o en el garaje o en la calle (si tiene IP65 y si es muy feo, como hasta hoy han sido los inversores).

Además, la tecnología Dual MPPT permite maximizar la generación de cada fila de inversores, y la tendencia mundial es a multiplicar los MPPT y el número de strings para un mayor rendimiento, lo que ha ido incluso en detrimento de los inversores centralizados para grandes plantas. Claro, un inversor (si además es MPPT) por panel, pues parece óptimo, pero los instaladores profesionales se quejan de la complejidad de la instalación, la apreciación real de una mayor eficiencia significativa, el mencionado problema de subir al techo, el nivel de fallas de los micro, los costes, la falta de una mejora significativa en el sistema de monitoreo, entre otros.

Por tanto, “la gente” instalaremos los string inverters Dual MPPT con sistemas de monitoreo Wi-Fi y GPRS y conexiones como RS485, e incluso, ya empiezan a haber conexiones USB; para poder vender nuestra sobre-producción y/o generar para reducir la factura o para tener “balance cero”: producir para auto-consumo,sacando de la red lo mismo que he metido y quedar a cero con el distribuidor de energía. Donde las políticas oficiales permitan Net-Met o generación distribuida, FIT feed-in-tariff, etc.

Costo del Inversor

El coste del inversor en relación con el total de un sistema fotovoltaico a red, máximo un 15% y hablamos de calidad. Si no es así se debe a: 1) impuestos que gravan los inversores entre un 10% como en México, a un 20-25% como en Brasil 2) distribuidores locales, nacionales o regionales, que desean obtener más beneficio y los fabricantes “de países desarrollados” no ofrecen los márgenes que ellos buscan para un mercado residencial y comercial tan pequeño como cualquier país de LATAM representa hoy; y repercuten el precio sobre el instalador final, que a su vez busca desesperadamente trabajar con fabricantes directamente para librarse de eso, cosa que les impide usar los mejores inversores a no ser que sean EPC o grandes instaladores y tener que cargar con el pago de impuestos de importación, gastos aduaneros, problemas de asistencia técnica local, etc. Pero como, por lo general, los paneles fotovoltaicos también están gravados en esos países, el porcentaje del 15% sobre el total, se mantiene.

El inversor es el 15%, cables y estructuras (que suelen comprarse localmente) el 10% y los paneles el resto, además de la mano de obra que siempre es un misterio y el posible porcentaje que muchos instaladores “infringe” sobre el precio del producto, más allá de la mano de obra (otro misterio).

El precio de una instalación residencial/comercial a red en LATAM puede variar de 2 USD/W a 3 USD/W dependiendo de la dimensión de la instalación y del país. Puede haber excepciones puntuales en ciertas regiones de ciertos países donde un precio ligeramente mayor encuentre su justificación. Esto es lo justo a día de hoy, con beneficio para todos y usando la mejor calidad. Y esto es posible en toda LATAM.

Tags:

Category: Energía Eólica, Energía Hidroeléctrica, Energía Solar

Comments are closed.