Energía y Cambio Climático. Parte 15. Hidroeléctricas en la Cuenca San Jerónimo, Guatemala

29 March, 2015 | By More

OLYMPUS DIGITAL CAMERAPor Dra. Debora Ley PhD; Editado por Dra. Dora López PhD

La Cuenca de San Jerónimo de Guatemala tiene tres hidroeléctricas, dos de las cuales son proyectos que venden carbón bajo el mercado regulado (Mecanismo de Desarrollo Limpio, MDL) y la tercera es una pequeña hidroeléctrica municipal. El caso de estudio inicialmente contemplaba solamente una de las hidroeléctricas, sin embargo, no es posible separar una de ellas ya que los impactos del proyecto son a nivel de cuenca y una hidroeléctrica tiene influencia sobre la otra, por lo que se decidió que el caso de estudio incluyera la cuenca completa.

 

Como proyectos MDL, las dos hidroeléctricas privadas comprenden un componente de desarrollo sostenible en las comunidades de la zona de influencia que se ha traducido principalmente en proyectos para centros de salud y escuelas. Una de las quejas latentes hasta la fecha es el descuido de las carreteras de terracería que son principalmente usadas por la hidroeléctrica y las empresas madereras. En vez de proyectos escolares y de salud, las comunidades prefieren que se reparen o mejoren las carreteras que en época de lluvia son casi inservibles, pero a la fecha no se ha hecho mayor inversión en esta área.

 

Existen conflictos sociales en la cuenca debido al manejo del agua: los usuarios en la cuenca baja usan el agua para un canal de irrigación para sus cultivos, y su queja principal es el almacenamiento de agua de las dos hidroeléctricas privadas (cuenca arriba) y la falta de cantidad y calidad de agua para los cultivos. Las hidroeléctricas tienden a almacenar agua para generar durante la hora pico, de 6 pm hasta la media noche, y liberan el agua después de eso. Los usuarios del canal de irrigación reciben el agua aproximadamente a partir de las 4 am y nada de caudal durante el día. Los usuarios de riego crearon la Asociación de Usuarios de Riego de San Jerónimo (AURSA) y han podido negociar el uso del agua con las hidroeléctricas, aunque en ocasiones se siguen dando desacuerdos.

 

La empresa realizó reuniones de socialización e información con las comunidades previo a iniciar la construcción, y también contrataron mano de obra local. Sin embargo, los comunitarios esperaban mayores beneficios, sobre todo en forma de más empleo e ingresos. Todas las comunidades en la zona de influencia de la hidroeléctrica ya cuentan con servicio eléctrico, y al estar conectados a la red nacional, no han podido observar ningún beneficio de la hidroeléctrica ya que el costo y la calidad de su servicio es la misma. Las comunidades tampoco han tratado de negociar una tarifa más baja de electricidad ya que por ahora, su prioridad es el mejoramiento de las carreteras de terracería como se menciona arriba.

 

Las tres hidroeléctricas cumplen con el objetivo de reducción de emisiones al desplazar generación fósil, y si bien no es lo esperado, también cumplen con algunos objetivos de desarrollo sostenible. Existe una disonancia entre las expectativas de los comunitarios y las prioridades de las hidroeléctricas, lo cual ha generado descontento que aún se siente. Sin embargo, la creación y el funcionamiento de AURSA puede considerarse como un aspecto positivo del proyecto ya que ha dado frutos.

 

En cuanto a adaptación al cambio climático, se espera que exista un impacto positivo debido a los embalses, sin embargo, desde la instalación de las hidroeléctricas, no ha habido huracanes ni tormentas tropicales que hayan causado grandes estragos. Lo que más ha habido son derrumbes, deslaves y daños a carreteras, pero la infraestructura de las hidroeléctricas y del canal de irrigación han permanecido sin daños.

 

Las principales lecciones aprendidas de este caso de estudio son:

 

  1. La creación de un grupo de manejo de cuenca, que incluya a todos los usuarios de la cuenca, ayuda a evitar o disminuir conflictos por el uso de agua. Aunque existan modelos que optimicen el uso de agua en una cuenca, lo que se puede ver en diversos proyectos con hidroeléctricas en serie es que aquellos en la cuenca alta deciden el uso del agua cuenca abajo. En este sentido, AURSA ha hecho un buen trabajo en cumplir con su objetivo, aunque siempre se puede mejorar.
  2. Al hablar de objetivos de desarrollo sostenible y alivio de la pobreza, es necesario que haya mayor concordancia con los usuarios. En el caso de las dos hidroeléctricas privadas, los comunitarios sienten que no se les ha escuchado debido a que su prioridad son las carreteras.

Tags: ,

Category: Energía Hidroeléctrica

Comments are closed.